Garantía total de Cointra

Cointra ha anunciado recientemente que todos los termos eléctricos de su marca instalados a partir del 1 de julio de 2014 contarán con una garantía total de 2 años. Esta garantía total incluye mano de obra, pero también desplazamiento y piezas.

No es la primera vez que Cointra pone en marcha un programa de este tipo y es que el pasado año ya aplicó estas condiciones a su gama de calentadores a gas. Con acciones como esta, Cointra pone de manifiesto la confianza que tiene en la fiabilidad de sus productos.

Una de las ventajas añadidas de estos dos años de garantía total es que se amplia la misma también a los calderines, siempre y cuando el cliente se comprometa revisar anualmente el ánodo de los termos a partir del segundo año. En caso de ser así, la garantía del calderín se amplía 3 años en el caso de los termos de las gamas TB y TNC, 5 años en el caso de la gama TND y hasta 7 años en la gama TDG.

¿Qué debo tener en cuenta antes de comprar un termo eléctrico?

termo

No podemos hablar de climatización sin hacer referencia a los termos eléctricos y es que no son pocas las viviendas españolas en las que el agua caliente sanitaria no se obtiene a través de calderas de gas o de otro tipo sino que proviene de termos eléctricos.

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de marcas que nos ofrecen un catálogo muy amplio de termos. A la hora de comprar este tipo de aparatos, al igual que ocurre con las calderas y los electrodomésticos, lo primero que miramos suele ser el precio y también la clasificación energética y es que cada vez estamos más concienciados de la necesidad de ahorrar energía ya que dicho ahorro se traduce además en un ahorro económico.

En alguna ocasión ya os hemos recomendado que a la hora de elegir un termo es muy importante tener en cuenta las necesidades de agua de la vivienda. De esta forma nos evitamos quedarnos cortos o bien gastar dinero en un termo con mucha más capacidad de la que necesitamos.

Tan importante como hacer un cálculo aproximado del agua caliente sanitaria que requiere la vivienda, es que el termo elegido sea adecuado al tipo de agua de la zona geográfica en que va a instalarse. La calidad del agua no es la misma en todo el territorio, así, podemos encontrarnos con zonas donde hay mucha cal en el agua o un exceso de sales minerales. En estos casos es conveniente elegir un termo cuyo calderín esté elaborado con materiales que eviten la corrosión.

Por último, conviene también tener en cuenta el tipo de aislamiento con que cuenta el termo ya que según la calidad del aislamiento, nuestro termo mantendrá el agua caliente durante más o menos tiempo y por tanto consumirá más o menos energía. Por ello también es importante tener en cuenta si el termo se va a instalar en interior o en exterior.