Ferroli incorpora en su centro formativo de Burgos la nueva caldera de biomasa de alta potencia Ares 180

Durante el mes de julio el centro formativo de Ferroli en su factoría de Burgos ha sido equipado con la incorporación de la nueva caldera de biomasa Ares 180, uno de los modelos más representativos de la nueva gama de equipos de biomasa policombustibles de alta potencia lanzada al mercado recientemente.

La incorporación de esta nueva caldera viene a completar el perfecto equipamiento del centro de formación de Ferroli en Burgos, capaz de mostrar toda su extensa gama de productos y soluciones integrales, lo que le permite poder ofrecer formaciones de alta calidad a sus más de 3.000 profesionales que anualmente pasan por este centro de formación.

Esta nueva gama de equipos de biomasa (calderas y generadores de aire caliente) son la última apuesta de Ferroli por impulsar la instalación de equipos eficientes cuyo funcionamiento se basa en el consumo de energías renovables.

Castilla y León pone en marcha su Plan de Bionergía

EREN_PlanBioenergia_220x118La Junta de Castilla y León ha anunciado la puesta en marcha del Plan de Bioenergía. Dotado con 58 millones de euros, el objetivo de este plan es promover la sustitución de 200 calderas de gasóleo por calderas de biomasa en centros públicos como los colegios. Sigue leyendo

Más eficiencia en las instalaciones públicas

Las Administraciones Públicas cada vez se interesan más por la eficiencia energética y comenzamos a ver como algunas de ellas comienzan a hacer cambios para instalar sistemas mucho más eficientes. Es el caso de la Diputación de Pontevedra, que se plantea cambiar 100 calderas de gasoil de concellos de la provincia por otras tantas calderas de gas o de biomasa.

Para determinar que instalaciones es prioritario cambiar, se está realizando un estudio detallado pero ya se manejan cifras de lo que podría ahorrarse con el cambio y es que mientras una caldera de gasoil cuesta unos 14.000 € anuales, una caldera de gas reduce ese gasto en 9.400 € ya que el importe de su mantenimiento anual es de 4.600 €.

La inversión inicial para hacer los cambios necesarios se estima de dos millones de euros, pero una vez realizada dicha inversión, cada concello podría ahorrar unos 18.000 euros al año por lo que en 24 meses estaría amortizado el gasto.

Se valora también la posible instalación de calderas de biomasa pero dado los problemas de almacenamiento de los pellets, la instalación de calderas de biomasa o de calderas de gas dependerá mucho de las características del edificio donde vaya a instalarse.