Recomendaciones para evitar los incendios en el hogar

mantenimiento del edificio

Los incendios son unos de los siniestros más comunes en los hogares. Concretamente, se estima que se produjeron una media diaria de 44 incendios en los hogares durante el año 2016, más de 16.000 en el año.

Para mantener el hogar a salvo de incendios, además de aumentar la precaución respecto al uso que se hace de la cocina y aparatos que generen fuego, el mantenimiento del edificio es también fundamental. A continuación se enumeran cinco consejos para minimizar el riesgo de incendio en el hogar:

  1. Revisar las instalaciones eléctricas: es uno de los pilares fundamentales en el mantenimiento del edificio, ya que es uno de los principales focos de los siniestros. Según datos de la Plataforma para la Revisión de Instalaciones Eléctricas (PRIE), más de 7.000 incendios anuales en los edificios están provocados por causas eléctricas. Para evitarlos, es importante, además de realizar periódicamente una revisión por parte de especialistas y cambiar la instalación completa si es antigua, conocer cuál es la capacidad de los enchufes y no sobrecargarlos. Es recomendable utilizar regletas que puedan ser apagadas cuando estén en desuso y usar, siempre que sea posible, cables libres de halógenos, ya que resisten mucho mejor al fuego.
  2. Mantener limpios jardines, terrazas y canalones: las hojas secas son unos de los mejores propagadores de fuego que existen y es imprescindible mantener los canalones, jardines y terrazas libres de maleza. De esta manera, además de evitar que pueda ser un foco de incendio en caso de que les salte una chispa, evitaremos que el incendio, en caso de iniciarse, se propague.
  3. Atención al mantenimiento de estufas, calentadores y sistemas de calefacción: cada año ha de realizarse una revisión de los sistemas de calefacción antes de su puesta en marcha. En caso de usarse calentadores, estufas o braseros -estos últimos, muy peligrosos y por ello, nada recomendables- deben situarse lejos de muebles, cortinas y manteles y evitar situar ropa alrededor para su secado.
  4. Especial cuidado con las cocinas de gas: las cocinas de gas deben tener ventilación exterior y nunca deben taparse las ventilaciones de seguridad. Las bombonas deben guardarse en lugares abiertos y las gomas y abrazaderas deben tener un buen mantenimiento para evitar escapes.
  5. Mantén limpia la campana y la chimenea: la campana extractora y la chimenea deben limpiarse de manera periódica, ya que la grasa, el hollín y la suciedad son inflamables y su acumulación aumenta el riesgo de incendio.

Es importante, además del correcto mantenimiento, aumentar la precaución ante descuidos y despistes que puedan provocar un incendio: fumar en la cama, dejar una vela encendida sin vigilancia o dejar la plancha encendida sobre la ropa son algunos de los más habituales.

Recomendaciones para evitar los incendios en el hogar
puntúa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*