¿Qué grifos de ducha escoger si decidimos sustituir la bañera por un plato?

grifos-de-ducha

La opción de sustituir una bañera por un plato de ducha aporta numerosas ventajas, ya que, además de hacer más fácil la tarea de limpiar y permite ganar unos metros de amplitud, los platos de ducha hacen del cuarto de baño un espacio más seguro y confortable.

Una vez tomada la decisión de sustituir la bañera tendremos que comenzar la búsqueda entre la infinidad de grifos de ducha que podemos encontrar en el mercado. A pesar de que no supone una inversión muy costosa, encontrar los que más se adecúen a nuestras necesidades puede convertirse en una tarea tediosa, por lo que os dejamos algunos consejos a tener en cuenta.

Los modelos de grifos de ducha que necesitan un menor mantenimiento son aquellos de maneta, ya que los grifos tradicionales son más sensibles a tener escapes y tenemos que cambiarlos anualmente. Sin embargo, los de maneta son más resistentes. Aun así, con este modelo de grifo debemos tener cuidado porque podemos quemarnos ya que no se regula la temperatura automáticamente.

Si queremos que nuestros nuevos grifos de ducha sean lo más eficientes posibles y, por tanto, nos permitan el máximo ahorro de agua y de dinero, debemos decantarnos por grifos termostáticos que nos permitan regular automáticamente la temperatura sin tener que desperdiciar agua. Además de ser los más eficientes, son los más prácticos y cómodos y, generalmente, si el agua fría se corta por accidente se corta también el agua caliente de forma automática.

Por último, si nuestra preferencia es escoger entre los grifos de ducha más económicos, deberemos decantarnos por los grifos mezcladores tradicionales. Sin embargo, aunque en estos grifos la inversión es menor, a la larga son mucho menos económicos ya que es muy difícil regular la temperatura del agua y se desperdicia mucho caudal.

Además del modelo, hay otros aspectos a tener en cuenta como las medidas, ya que hay grifos de ducha de diferentes alturas. Si elegimos un flexo de ducha, la altura mínima debe ser de 10 cm superior al usuario para que no le estorbe. 

En resumen, cuando sustituimos la bañera debemos escoger el grifo de ducha más adecuado a nuestras necesidades, siempre pensando en la decoración, pero también en la funcionalidad y eficiencia.

puntúa

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*