¿Cuáles son las averías más habituales en las calderas?

calderas

En las calderas suelen producirse muchos tipos de averías. Cuando una caldera se estropea, especialmente si es invierno, puede suponernos un gran inconveniente, ya que son las encargadas de que las calefacciones funcionen.

Para evitar estas averías, y cualquier otra que pueda ocurrir, lo mejor es llevar un buen mantenimiento de la caldera en los plazos que estipulan los fabricantes, ya que este tipo de problemas suelen surgir casi siempre en las calderas más antigua.

Entre las averías más comunes que se producen en las calderas, es la que afecta a la bomba. Cuando este problema sucede, que puede identificarse por un sonido de rozamiento, a menudo hay que repararla o incluso sustituirla.

Otra de las averías que más ocurre es la rotura de la válvula de seguridad, que se puede detectar cuando sucede un goteo en la parte inferior del aparato. El arreglo de este problema es algo muy delicado y conviene que sea realizado por un especialista en este tipo de aparatos.

Por último, la tercera avería más frecuente, es la bajada de presión. Este desajuste sucede cuando desaparece el agua caliente y el calor de la calefacción.

Las tres averías enumeradas, suceden con bastante frecuencia en las calderas, por lo que es importante estar prevenidos y contar con un buen profesional que nos ayude a solucionar este tipo de problemas en el menor tiempo posible.

puntúa

Comparte...
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInBuffer this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*