Ahorrar en calefacción con el termostato

Termostato

Los termostatos nos permiten regular el sistema de climatización de nuestra vivienda, haciendo un uso óptimo de la calefacción, puede llegar a conseguirse un importante ahorro en el consumo energético necesario para mantener la vivienda en condiciones óptimas de temperatura durante el invierno.

En el mercado podemos encontrar muchos tipos de termostatos. Los termostatos clásicos fijan la temperatura deseada de modo que la caldera arranca y caldea la vivienda hasta que alcanza la temperatura seleccionada y luego se apaga, volviendo a encenderse cuando la temperatura desciende por debajo de los grados indicados. Este constante encendido y apagado de la caldera puede suponer un importante incremento en la factura energética.

Los termostatos modulares ayudan a conseguir un consumo más eficiente, evitando los constantes arranques y paradas de las calderas de gas. Por último están los cronotermostatos, clásicos o modulares, que nos permiten seleccionar la temperatura deseada en diferentes horas, días e incluso semanas. A día de hoy son la opción que permite un mayor ahorro, aunque también son los más caros.

Ahorrar en calefacción con el termostato
puntúa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*